Marocafrik : Bulletin d'information maroco-africain
           

La visita del ministro israelí de AA.EE. a Marruecos refleja el compromiso común con concretar las relaciones bilaterales (Bourita)

Publié le Jeudi 12 Août 2021 | MAP



​Rabat - La visita del ministro israelí de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, a Marruecos refleja "el compromiso común con avanzar para dar un sentido tangible a las relaciones bilaterales apoyándose en mecanismos de cooperación flexibles y eficaces", declaró, el miércoles en Rabat, el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita.


En una rueda de prensa posterior a sus conversaciones con su homólogo israelí, Bourita subrayó que "nuestra relación, tal y como afirmó SM el Rey, extrae su fuerza del sólido apego de la comunidad judía de origen marroquí al Reino y de los lazos indefectibles entre esta comunidad, incluida la presente en Israel, y la persona de Su Majestad el Rey", señalando que, sobre esta base, las conversaciones fueron profundas y exhaustivas sobre cuestiones bilaterales y regionales.

La reanudación de las relaciones con Israel "refleja la voluntad de SM el Rey Mohammed VI de reactivar los mecanismos de cooperación entre ambos países y relanzar los contactos regulares, en el marco de unas relaciones diplomáticas sólidas y amistosas", prosiguió.

La reanudación de las relaciones con Israel manifiesta una voluntad y una convicción expresadas por el Soberano, que presidió personalmente el pasado diciembre la firma del acuerdo tripartito (Marruecos-Israel-Estados Unidos), que sentó las bases de esta relación bilateral que estamos construyendo, recalcó.

La relación del Reino con Israel se caracteriza por un contexto particular relativo a la consagración por la Constitución marroquí del componente hebreo como uno de los afluentes que enriquecen la identidad plural marroquí, destacó Bourita.

En este sentido, el ministro recordó que los judíos marroquíes han vivido y siguen viviendo en Marruecos con sus hermanos musulmanes, en el marco de la solicitud de Su Majestad el Rey hacia los ciudadanos marroquíes independientemente de su religión.

Desde entonces, esta relación bilateral experimenta una dinámica virtuosa, con la creación de cinco grupos de trabajo que abarcan sectores prometedores, como la investigación y la innovación, el turismo, la aviación, la agricultura, la energía, el medio ambiente, el comercio y la inversión, precisó Bourita, señalando que estos grupos multisectoriales han celebrado reuniones, además de los continuos contactos entre los departamentos gubernamentales interesados.

Por otra parte, el ministro mencionó las prometedoras perspectivas de cooperación entre ambos países, subrayando que las conversaciones con su homólogo israelí se centraron en las formas de desarrollar estas perspectivas y reforzarlas a niveles institucional y del sector privado.

"Aspiramos a enriquecer nuestras relaciones con una dimensión humana, una de cuyas manifestaciones ha sido la reciente inauguración de vuelos directos entre ambos países y el entusiasmo que ello ha despertado entre los israelíes de origen marroquí y el orgullo de su apego a la persona de Su Majestad el Rey", insistió.

Además, el ministro mencionó la firma de tres nuevos acuerdos de cooperación que consolidan el marco jurídico que rige las relaciones bilaterales en los sectores de la aviación, la juventud y el deporte y las consultas políticas, y añadió que las dos partes acordaron avanzar en el desarrollo de nuevos acuerdos para facilitar la inversión, el comercio y la investigación científica.

En cuanto a la situación en Oriente Medio, Bourita puso de relieve la importancia de mantener la tregua tras los incidentes del pasado mes de mayo, estimando que las tensiones sólo benefician a los extremistas más proclives a transmitir el odio.

El encuentro fue también una ocasión para evocar las perspectivas de paz, indicó, agregando que SM el Rey "ha subrayado repetidamente la necesidad de romper con el statu quo y el estancamiento para reanudar las negociaciones, que son la única manera de lograr una solución definitiva, duradera y global sobre la base de una solución de dos Estados de dos pueblos que viven uno al lado del otro en paz y seguridad".

También hizo hincapié en la necesidad imperiosa de restablecer la confianza entre las partes israelí y palestina al servicio de la paz, la estabilidad, el progreso y la prosperidad en la región.

Asimismo, Bourita afirmó que SM el Rey, presidente del Comité de Al Quds, "ha subrayado constantemente el imperativo de preservar el carácter singular de la Ciudad Santa como patrimonio universal de la humanidad, dotado de un profundo simbolismo y de una carga espiritual para los seguidores de las tres religiones monoteístas”.

También subrayó la importancia de restablecer la confianza, mantener la calma y evitar todo lo que pueda avivar las tensiones, "requisitos fundamentales para abrir un horizonte político al conflicto israelo-palestino y mantener la solución de dos Estados como única forma de garantizar la paz y la estabilidad para todos".

Bourita subrayó la importancia de una rápida vuelta a unas negociaciones directas y útiles que, en última instancia, deberían conducir a la creación de un Estado palestino, al establecimiento de una paz global y a la creación de condiciones para el progreso y la prosperidad en la región.