Primera comparecencia ante la justicia española del llamado Brahim Ghali

MAP - Publié le Mardi 1 Juin 2021 à 16:22



​Madrid - El jefe de las milicias del polisario, Brahim Ghali, procesado por graves crímenes de genocidio, tortura y terrorismo, compareció, este martes por videoconferencia, ante Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional, la más alta jurisdicción penal española, informaron fuentes judiciales.


La justicia española aceptó dos importantes denuncias contra el jefe de los separatistas del polisario, ingresado desde el 18 de abril en un hospital español en condiciones oscuras bajo una falsa identidad argelina.

La primera denuncia, por "tortura", fue presentada por Fadel Breica, que acusa al jefe de los separatistas de ser el responsable de su secuestro durante el periodo comprendido entre el 18 de junio de 2019 y el 10 de noviembre del mismo año.

La segunda, por "genocidio", "asesinato", "terrorismo", "crímenes contra la humanidad" y "secuestro", entre otros, la presentó la Asociación Saharaui para la defensa de los derechos humanos (ASADEDH), con sede en España.

Este criminal figura entre los veintiocho miembros del grupo separatista y altos responsables del gobierno argelino que fueron denunciados por la ASADEDH y otras víctimas, en agosto de 2012.

Varias víctimas de este torturador, que habían presentado denuncias contra él, piden ahora su detención y juicio.

"La comparecencia hoy ante la justicia de este criminal de guerra que torturó y asesinó a cientos de personas es una victoria para sus víctimas que exigen justicia", dijo Breica a la MAP.

"El hecho de que el llamado Brahim Ghali, responsable de graves crímenes durante 50 años, se siente en el banquillo de los acusados es un paso adelante hacia el restablecimiento de la justicia", prosiguió Breica, señalando que esta comparecencia es sólo el comienzo de un juicio que alcanzará también a los demás dirigentes de la banda separatista del polisario.

"Confiamos en la independencia de la justicia española, que tomará las medidas oportunas para que este criminal responda por sus abyectos actos", insistió.

Para el politólogo español Pedro Ignacio Altamirano, víctima de amenazas de muerte por parte de las milicias del polisario y que también presentó una denuncia contra el llamado Brahim Ghali, esta comparecencia es sólo el principio para "hacer justicia a las víctimas de un grupo terrorista implicado en actos de genocidio y tortura".

Este caso debería allanar el camino para el enjuiciamiento de otros criminales de la dirección del polisario que son responsables de crímenes cometidos contra los disidentes, pero también contra la población asentada en los campamentos de Tinduf en condiciones infrahumanas, dijo Altamirano en una declaración a la MAP.

La comparecencia por primera vez del llamado Brahim Ghali revela el verdadero rostro del "polisario" encarnado por un jefe torturador que cometió crímenes atroces, actos terroristas, secuestros y graves violaciones de los derechos humanos.

Si es el preludio de un primer reconocimiento de los derechos de las víctimas y de la responsabilidad penal y criminal de este individuo, debería sin embargo extenderse a aquellos que, sin voz en los campamentos de Tinduf o en las cárceles del polisario, sufren las peores formas de tortura y tratos degradantes e inhumanos.